Economía

 

Análisis de los sectores de producción

 

1.- Sector primario
A pesar de que más del 95% del término municipal está catalogado como Suelo No Urbano (SNU), las características del suelo lo hacen poco propicio para el ejercicio de la agricultura de forma que sigue predominando la ganadería en este sector.

La diferente composición de la cabaña ganadera demuestra como hace décadas existían explotaciones familiares de subsistencia que producían prácticamente para el consumo local y que la cabaña dependía de la disponibilidad de alimentos, de la aparición de epidemias y otros factores como la emigración y abandono del espacio rural.

A partir de 1995 descendió drásticamente lacabaña de ovino/caprino, y esto se debe a la escasez o práctica desaparición de las personas que se dedicaban al pastoreo, sin embargo, se empieza a notar el crecimiento de la cabaña de porcino y sobre todo la de bovino, con clara influencia de la Política Agrícola Comunitaria (PAC) y la aparición de nuevas demandas relacionadas con la calidad y la apreciación de los productos ibéricos.

La PAC ha tenido cierta trascendencia en la economía agraria, al permitir una estabilidad en las rentas de este sector evitando el abandono de la actividad, sin embargo, también ha servido para ralentizar la búsqueda de formas más eficientes en la gestión de las explotaciones, e incluso estas ayudas económicas puede propiciar la desaparición de algunas explotaciones cuando las mismas acaben.

2.- Sector secundario
El desarrollo de este sector es muy frágil encontrando su razón en la escasa oferta de recursos para su transformación industrial, la lejanía de los centros industriales localizados en las regiones con esa vocación definida y la falta de las infraestructuras adecuadas, en particular las comunicaciones.

Aún hoy, y pese al perfeccionamiento de los procesos productivos, de la innovación organizativa y tecnológica y de la mejora de las comunicaciones, todos ellos factores que deberían haber contribuido a implantar la política industrial de deslocalización, el desarrollo industrial sigue ausente en esta región periférica.

Presenta una capacidad dinamizadora muy baja, debido al reducido tamaño de las empresas que están especializadas en sectores de baja demanda, a la falta de innovación tecnológica, a la escasa capitalización y a una baja aspiración expansionista.

3.- Sector terciario
En este apartado se analizará la composición del sector terciario, en dos bloques diferenciados (sector público y sector económico privado). Dentro del sector privado, se aportan datos sobre las actividades predominantes, las características de la empresa, de sus establecimientos, del empleo que genera y otros datos esenciales que ponen de relieve el peso de este sector en la actividad económica del municipio.

El 82,4% del total de los ocupados trabajan en este sector, dato que viene a demostrar la gran dependencia y la extraordinaria importancia que este sector productivo tiene para la economía y la población de Fuentes de Oñoro y comarca.

3.1.- Sector público
Existe una dotación muy peculiar de servicios públicos en Fuentes de Oñoro debido en parte a su situación fronteriza.

En el apartado de Equipamiento se especifica la composición y funciones de los diferentes servicios.

3.2.- Sector económico privado
La dotación de servicios de Fuentes de Oñoro resulta peculiar debido en parte a su situación fronteriza y sobre todo porque este municipio ha acumulado un gran dinamismo territorial auspiciado por su posición estratégica, su alta accesibilidad y sobre todo por la capacidad empresarial para captar dinámicas de desarrollo.

De acuerdo con los Indicadores de Actividad del Sector Servicios (IASS) que utiliza las variables (cifra de negocios y empleo) resulta que este sector es el más importante de la economía española con un 43% de los ocupados, también lo es en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en la provincia de Salamanca y por supuesto en Fuentes de Oñoro con un 62% del empleo total del municipio.

Del total de establecimientos dedicados a este sector y de sus 56.900 m2 de superficie dedicada al mismo, el comercio predomina con su presencia en el 75% de esa superficie, repartiéndose el resto la hostelería y los demás servicios.

La razón por la que este municipio presenta una gran concentración y amplia variedad de servicios se debe, por un lado, a la confluencia en este punto de las infraestructuras viarias que canalizan un importante flujo de viajeros y mercancías en el tránsito internacional, y por el otro, a su posición geográfica fronteriza con Portugal. Este hecho se constata al observar como la mayoría de los servicios están directamente dirigidos al tránsito de la N-620 y a la población portuguesa que reside en los municipios más próximos a la frontera.

Basado en esta posición fronteriza y su situación estratégica, se ha originado un desarrollo socioeconómico importante, que ha convertido a Fuentes de Oñoro en un núcleo de atracción de carácter comarcal y transfronterizo. Al mismo tiempo, esa polarización vinculada al hecho fronterizo y directamente ligada a las infraestructuras, convierte a este municipio en un punto altamente sensible a los cambios estructurales derivados de la política nacional y comunitaria; como se ha demostrado con la supresión de las fronteras interiores para la creación del “mercado único europeo” y la introducción del euro como moneda única; y como ocurrirá según las previsiones de impacto de la conexión de las autovías A-62 y A-25.

3.3.- La estructura empresarial
Clasificado por su forma jurídica, el sector terciario en el ámbito privado está compuesto por compañías mercantiles y empresarios individuales. Siete son sociedades anónimas, seis sociedades limitadas y una entidad de Ahorros (según el padrón del IAE-2007- de este municipio). La mayoría de las empresas son de tipo familiar, de las que algunas de ellas ya han adoptado la forma societaria, y en general, se aprecia una tendencia hacia el relevo generacional en la gestión de los negocios.

En cuanto a la capacidad de creación de empleo en el municipio, existen dos empresas que generan más de 50 puestos de trabajo en temporada alta, cinco empresas emplean entre 10 y 20 trabajadores y el resto se trata de empresarios individuales con menos de cinco empleados.

El tejido empresarial se concentra en torno a la actividad comercial, con predominio de los establecimientos de venta al por menor, que presenta una importante diversidad de tipos de establecimientos y actividades comerciales. En relación con la actividad hostelera, el municipio cuenta con siete cafeterías con una superficie media útil de 115 m2, cinco restaurantes con una capacidad total para 585 personas, siete bares y dos hostales.

Dentro de este mismo sector económico, el municipio presenta una amplia variedad de servicios, como por ejemplo en el área de transportes (servicio de pasajeros, mercancías y paquetería), en el área de atención personal (peluquerías, salones de belleza, clínica dental, etc.) y en otras áreas (servicios bancarios, seguros, etc.)